jueves, 10 de octubre de 2013

El Sot de can Barba


HISTÒRIA

La empresa más importante en el desarrollo de Castellar , tanto desde el punto de vista económico como social , ha sido la empresa Viuda de Josep Tolrà , S.A Una muestra del hecho de que muchas generaciones sucesivas dentro de una misma familia han trabajado.
Su fundador fue Josep Tolrà Abella . Comenzó la empresa alquilando el salto de agua del Molino de Busquets en 1856 y al año siguiente, todo el molino , donde instaló allí los primeros telares y máquinas de hilatura . En 1866 alquiló el molino Batán de can Barba , donde también instaló telares . A finales de siglo hizo la última ampliación con la adquisición de los molinos de cal Xom y la Farga , que eran pequeños núcleos industriales .
En aquellos tiempos las telas o tejidos tratados químicamente para el blanqueo cogían un color amarillento . Josep Tolrà se propuso solucionar este problema con un equipo de técnicos que consiguieron el acabado de blancura que caracterizaron e identificaron las piezas de ropa blanca y ropa de cama . La participación en diversas exposiciones (París 1867, Viena 1873, Filadelfia 1876 y Barcelona 1888) sirvió para presentar los tejidos Tolrà . En 1888 obtuvieron la medalla de oro. Josep Tolrà Abella dirigió la empresa hasta que murió en 1833 ; entonces su viuda , Emilia Carles Tolrà , acaecida propietaria de todo el patrimonio Tolrà , encomendó la dirección de la empresa a su joven sobrino Emilio Carlos - Tolrà Amat , a su vez también nieto de una hermana de Josep Tolrà .
A finales del siglo XIX la empresa tenía una extensión de 26.000 m2 y estaba formada por dos fábricas : can Barba , con los anexos de cal Xom - Lafarga - Molino del Vergés , y el Molino de Busquets . 700 operarios trabajaban por turnos día y noche mediante la luz eléctrica , y las máquinas funcionaban con la fuerza del agua de las tres ruedas hidráulicas , situadas en el río aprovechando la construcción escalonada de los tres cuerpos , y dos máquinas de vapor de 200 cv cada una .
El buen funcionamiento de la empresa de finales del siglo pasado continuó siempre en línea ascendente . Hacia 1914 las instalaciones de la empresa Viuda de J. Tolrà eran llamadas el Sot de Can Barba .
En 1935 la empresa se ​​convirtió en sociedad anónima . A consecuencia del inicio de la Guerra Civil , Emili Carles- Tolrà se exilió en Italia . En los primeros meses de la revuelta militar , fue asesinado su director , Ricard Benasco , y la fábrica fue colectivizada , bajo la dirección de un comité de fábrica llegando a producir diverso material de guerra .
En la reanudación industrial después de 1939 ya no estuvo presente Emilio Carlos - Tolrà y Amat . Sin embargo , la familia Carles- Tolrà continuo las actividades que se vieron fuertemente impulsadas e incrementadas con la entrada en la sociedad de los hermanos Valls Taberner , dueños de la razón social Manufacturas Valls , SA , que se hicieron cargo de la mayoría del capital de la empresa , que aportaron su experiencia en el textil del algodón .
La última ampliación de la fábrica fue en 1956 al inaugurarse la llamada Fábrica Nueva , situada en la zona de los Pedrissos en los antiguos campos de Casé .
Aparte de los centros de producción , instalados desde siempre en Castellar del Vallés , en la ciudad de Barcelona han tenido el centro de venta , almacén, distribución y alta dirección .
La Fábrica Tolrà fue en muchos aspectos modélica , sobre todo en el trato con los trabajadores : el 4 de febrero de 1898 fundó una caja de pensiones y retiros para los trabajadores; autorizó y ayudo económicamente una mutua entre los trabajadores para ayudar a los enfermos y dar un pequeño retiro a los hombres para esperar hasta 1938 , año en que debían empezar a cobrar del Instituto Nacional de Previsión , cuando el gobierno de la República revisó la legislación sobre las condiciones de los trabajadores obligando a las empresas a establecer una semana de vacaciones y la paga correspondiente, los trabajadores de la Tolrà ya hacía tiempo que disfrutaban .
El buen funcionamiento de la empresa convirtió a Josep Tolrà Abella , a su viuda , Emilia Carles Tolrà, y sus sucesores en la dirección de la empresa, Emilio Carlos - Tolrà Amat y más modernamente Domingo Valls y Taberner , en los mecenas de las necesidades del pueblo de San Esteban de Castellar desde la segunda mitad del siglo XIX hasta los años 50: José Tolrà como alcalde , Emili Carles costeando los gastos de construcción y adecuación de la iglesia parroquial , los lavaderos de la Bajada de Cal Virgen y la Bajada del Palau, de las Escuelas del Patronato Tolrà y de las Escuelas Pías , del Café de Cal Viñas en la calle Mayor como en casa de la villa, y Emili Carles- Tolrà colaborando extraordinariamente en la construcción del grupo de escuelas públicas que llevan su nombre y otras obras . A partir de los años 40 y ya como Empresa Tolrà , se hicieron varias obras sociales llevadas a cabo ( construcción de casas para los trabajadores , constucción del campo de fútbol Pepín Valls , arreglo del edificio del Ateneo Castellarenc , la escuela de Artes y Oficios , la guardería del Palau Tolrà y un economato para sus trabajadores situado en el Ateneo y luego en can Turuguet ) .
Esta actitud fue agradecida en varias ocasiones :
- El consistorio regaló un libro con tapas doradas y escrito a mano a Emilia Carlos con los nombres de todos los trabajadores que participaron en la construcción de la iglesia parroquial .
- El 22 de julio de 1896 la reina María Cristina concedió a Emilia Carlos el título de Marquesa de San Esteban de Castellar , atendiendo a la solicitud del Ayuntamiento según la petición de los Castellar .
- El 9 de octubre de 1932, con motivo del 50 aniversario de Emili Carles- Tolrà al frente de la empresa familiar , los encargados y los trabajadores de las fábricas le hicieron un homenaje con la ofrenda de un padrón conmemorativo colocado en la entrada de la fábrica , obra de Gabriel Bechini , de Barcelona, ​​con piedra de Cabrils y según el proyecto y los relieves fundidos en bronce de Ricard Marlet . Los gastos fueron sufragados por suscripción entre todos los trabajadores. Por su parte el homenajeado , demostrando una vez más su dedicación , correspondió a cada trabajador con un álbum recordatorio , encabezado con la inscripción de la placa conmemorativa , en el cual había reproducidas las cartas firmadas respectivamente por Ricard Benasco , director la empresa y en nombre de todos los trabajadores , clasificados por fábricas y secciones , y las reproducciones de las placas en bajo relieve del padrón , y la contraportada , del escudo de la casa Tolrà con la fecha de la fiesta .
- El equipo de gobierno del Ayuntamiento presidido por Antoni Tort y Rocavert decidió bautizar el grupo de escuelas públicas inauguradas en 1934 con el nombre de Emili Carles- Tolrà , como muestra de agradecimiento a éste por su importante colaboración .
El 24 de marzo de 1949 un hecho excepcionalmente trágico conmovió a esta empresa y todo el pueblo en general : el asesinato de José M. Valls Rusiñol , gerente de la empresa y sobrino de Domingo Valls Taberner , y de Josep Basora Arderiu , director de la misma , los hechos también comportaron tres heridos graves . Como recuerdo en 1950 fue bautizada con el nombre de Josep M. Valls la nueva avenida proyectada con la construcción de casas para los trabajadores en este sector del pueblo y con el nombre con el que era conocido popularmente : " Pepín Valls " , el campo de fútbol, ​​y con el de Josep Basora la calle del Hospital .
El 13 de febrero de 1982 la empresa recibió el reconocimiento del Fomento del Trabajo para su actividad .
Durante la segunda mitad de 1994 la empresa cerró definitivamente las instalaciones de Can Barba y el Molino de Busquets , y desde enero de 1995 la Fábrica Nova. De esta manera desaparece una vinculación entre empresa y villa de más de 100 años .


Y aquí mi pequeño homenaje a este gran lugar:




































































































Por las pruebas diría que este lugar era frecuentado por toxicómanos







































































A continuación unas fotos de época cortesía de Helena.